Atención

..::¨::.. **¡¡¡COMENTA!!!** ..::¨::..

~~~¡Tus palabras y tu opinión también hacen parte del blog!~~~

*..*Las imágenes que uso las he tomado de Deviantart. Muchísimas gracias a los respectivos artistas.*..*

"Como todos los soñadores, confundí el desencanto con la verdad".
~Jean Paul Sartre.

Cassie

Es una invitación a que lean: Cassandra.
Es el otro blog que manejo... Es una historia larga, la estoy haciendo y la voy subiendo capítulo a capítulo, espero sea de su agrado: Cassie
Un abrazo, que disfruten!

miércoles, 30 de septiembre de 2009

Estado


Suena y hace eco la dulce y triste harmónica,
puedo escuchar el pálpito de mi corazón en mis orejas,
siento como si fuesen a exprimir mi cabeza.

Se doblan mis rodillas con la ya conocida tonada melancólica,
pasa, como un fantasma desvanecido, la imagen a la que te asemejas,
se nublan mis ojos con llanto y pierdo mi entereza.

Morder, llorar, golpear, patear, gritar, romper, ganar, perder.
Futuro y pasado, nulos y alterados.
Sueños olvidados, oscuros, encerrados.
Una luz tenue, rojiza, anhelante, llamándome.
Incertidumbre sinuosa, enferma, destrozándome.
Vivir, morir, soñar, caer, desaparecer, crecer, temer.

Cuando al fin se derrumban los muros,
cuando por fin la luz roza mis ojos...
Me retuerso, me acobardo, me ahogo en llanto.

¿Cómo no temer cuando los caminos son tan oscuros?
¿Cómo no temer cuando siento los sueños rotos?
¿Cómo no temer cuando a mi lado no estarás ya caminando?

Me repito que todo estará bien,
que todo es por su bien y por el mio también.
Pero la soledad...
La soledad es buena musa, pero no buena compañera.
Es demasiado silenciosa.

2 pensamientos:

Angelus dijo...

y esatas plaabras para ti, y no para sus hermanas...

Mi querida hermana, no olvidas el secreto tras la canción del silencio, la plenitud de una nota larga y muda y su valor en un momento de tanta desesperación, en medio de tanto alboroto y negación, esas notas muertas en verdad pueden ser una pronta salvación.

nunca despreciés la compañia que se encuentra en la propia soledad; nunca olvidés cuan hondo llega el pozo, y cuanto puedes sumergirte y reconocerte. Nunca olvidéz que esa luz oscura puede ser compartida y que no tiene porque helarte su hielo, que puede arroparte y siempre rescatar nuevos refuerzos de donde todos miran con cobarde recelo.

y claro, nunca, nunca olvidéz, con el brío y la caracteristica altiveza, volar!

Ylva dijo...

¿Cómo olvidar volar si cada que me choco contra el suelo la calidez de los brazos me recibe?
Hay esperanza, sólo espero que no sea a cuesta de una ajena...
Te quiero... Te adoro...

Tinta con vida

Map