Atención

..::¨::.. **¡¡¡COMENTA!!!** ..::¨::..

~~~¡Tus palabras y tu opinión también hacen parte del blog!~~~

*..*Las imágenes que uso las he tomado de Deviantart. Muchísimas gracias a los respectivos artistas.*..*

"Como todos los soñadores, confundí el desencanto con la verdad".
~Jean Paul Sartre.

Cassie

Es una invitación a que lean: Cassandra.
Es el otro blog que manejo... Es una historia larga, la estoy haciendo y la voy subiendo capítulo a capítulo, espero sea de su agrado: Cassie
Un abrazo, que disfruten!

martes, 30 de junio de 2009

Mitad


Quedan relegados a lo imperceptible.
Los suspiros que jamás abandonaron mi boca, el atemorizante sentimiento que florece, las caricias invisibles, el anhelo de tus ojos, la agitación del corazón, el estremecimeinto de mi ser.
Quedan relegados a lo imperceptible.
Las voces que claman por la tuya, mis labios temblando cuando te acercas, las ansias de esperar que te presentes, la cara oculta de la moneda, las miradas fugitivas, el sentimiento dividido.
Quizás en algún momento alguien descifre lo imperceptible.

lunes, 29 de junio de 2009

Soledad


La soledad es una buena musa.
La ispiración de la sobriedad donde no hay una sola risa pero sí mil suspiros.
La espera incierta que alberga la común esperanza de los corazones que se buscan afanosamente.
La lúgubre tonada que se alza en medio de la noche, en busca de la tibia brisa.
La tierna mirada que se esconde tras tus oscuras pupilas.
La queda sonrisa que llama al sentimiento más puro.
Y al final, mi querida madre, mi amada protectora, la bella dama de la noche, la Luna.
...
La soledad es una buena musa, pero extraño algo en ella... Extraño tu calor.

miércoles, 24 de junio de 2009

Cansancio



Se desliza una cálida lágrima por una gélida mejilla.
Unos ojos oscuros que se vuelven un vacío insondable.
Y comienzo a caer...

Susurros en la oscuridad de un corazón,
que encienden un poco la mecha.
Busca el amor donde ya lo ha perido por su razón,
busca esperanzas en una vida que ya está hecha.

Corre la sangre por el filo de su boca,
corre el valor por la profundidad de su voz.
Se ahoga con el aire que la toca,
y con mudos gestos dedica un adiós.

Canto a las estrellas por su perdón,
canto a las estrellas por su calor,
miro la luna esperando valor,
lloro a la tierra para que regrese mi canción.

Mil espadas se alinean en el campo,
muere todo bajo los pies del guerrero.
Pero sigue de pie, en medio, el escudero,
sueña con poder algún día alcanzar la gloria,
pero sigue de pie, siendo tratado como escoria.

Se desliza una cálida lágrima por una gélida mejilla.
Unos ojos oscuros que se vuelven un vacío insondable.
Y comienzo a caer...

Canto a las estrellas por su perdón,
canto a las estrellas por su calor,
miro la luna esperando valor,
lloro a la tierra para que regrese mi canción.

Canto a las estrellas por su calor,
miro la luna esperando valor.
Cuando se depierta el alma, recuerdo la escencia.
Y llega la luz junto a su presencia.

martes, 23 de junio de 2009

Que puedo decir...


Es un ansia clara que se desata en mi todas las noches.
Es una sombra que se oculta a plena vista.
Es una sonrisa sinuosa en la oscuridad de mi ser.
Es la esperanza de ver un poco más allá de la línea.

Lo que en las noches visita mis sueños, cosa injusta pues yo soy la bruja, es el frío que ahora recorre mi cuerpo.
Una fila infinita de casualidades hace que estalle en sonoras risas, pero la sonrisa queda después sólo si puedo ver la Luna que se asoma tras unos ojos oscuros.

------------------

Realmente... Con respecto a esto... Sólo puedo agradecer la inspiración.

sábado, 20 de junio de 2009

Una bruja bajo la Luna


Todo se torna tan frío y recto... Tan correcto, tan blanco...!
En el momento en el que entras en un cubo comportamental y debes mirar todo con la parte externa de tu ser, comienzas a extrañar aquellos colores chillones que hacen que tu cabeza estalle en estridentes sonidos de acordes que no cuadran.

Es tan trágico el encierro de un alma libre, es peor que ver como muere el cisne...
Sentir que las sonrisas no alcanzan a crear lo que a tu alrededor es la calma; desfallecer en el intento de volar cuando lo único que quieres es volver a respirar!

Pero no todo es tan correcto, ni tan estricto, ni tan derecho.
En ocasiones escucho tonadas en la niebla, en las nubes, muy cerca. Que me recuerdan los colores, que hacen parte de mi cada día... Y no son pasteles, o escala de grises.
Son aquellos colores chillones, vibrantes, que en ocasionen fatigan la mente y la sacuden sin control, pero que le recuerdan su existencia! Y no la llevan a un letargo en el que se acaba el soñar.

Hoy he "escuchado" una voz que me recuerda la existencia de cosas que creí perdidas... ¿Por qué no existe el complemento perfecto? ¿Qué resta de mi para hallar? Lo que busco es alma, no apariencia... Así que queda algo por hallar, lo que le da aún sentido a vivir, es necesario soñar... Alguien me lo enseñó y alguien más me lo recordó hoy.

No existe el complemento perfecto y para todo hay que tomarse su tiempo. Hay que vivirlo y darlo todo... Sino, ¿Cómo podremos enfrentar algo más?
Sin embargo aquellos pedacitos de ti que te encuentras en el lugar menos esperado hacen más hermoso tu viaje y te dan aquellos colores que necesitas tanto.

...

Cuando una bruja se sienta bajo un rayo de Luna se descubre su real escencia, como sucede con todos sus hermanos... ¿Qué podría suceder si la Luna fuese roja?

miércoles, 10 de junio de 2009

Giros


Una noche, hace ya algún tiempo, le pedí a una estrella (sólo ahora sé que fué a Freya), que cuidara de un caballero.
Con algo de fortuna, la estrella recibió con agrado mi petición y cuidó de él en mi lugar.
El tiempo ha pasado a una velocidad vertiginosa, donde todo se convierte en una mezcla de colores pastel y colores fuertes y la noche en la que aquella estrella regresa a mi, ha llegado.
Esta noche, la estrella se sacude en el firmamento, obligando al caballero regresármela y darme las gracias por tantos hermosos momentos.
Con nostalgia regreso mi mirada en el tiempo y recuerdo todas las sonrisas y lágrimas que compartí mientras todo se movía a mi alrededor. Millones y millones de imágenes corrieron ante mis ojos y me hicieron temblar un poco. No sólo recordé lo que con él había vivido, sino todo lo que antes había sido mi vida.
Me di la vuelta al cielo y le agradecí a Freya por confiarme una estrella, pero esta no la guardó de nuevo a su lado, sino que me dió la oportunidad de cuidar de alguien más.
Con nostalgia en mi miarada, pero con una gran sonrisa, observé al caballero, realmente ya era el momento de partir un poco nuestros caminos, él estaba feliz, y yo lo estaba también.

Hoy en la noche miro al cielo de nuevo.
Sí... La estrella debía regresar a mis manos en aquel momento. No había más espera.
Ahora está en el cielo, brillando un poquito, guarda su brillo para el que quiera ser de nuevo caballero de una valkiria...

Luego de tantos giros que da todo gracias a los deseos de las Nornas, puedo mirar de nuevo la luna y sonreir con libertad... Las cadenas deben desaparecer pronto, sólo resta esperar el momento, con ansias...
Mientras tanto, la estrella cuida de mi, y en el momento en que un nuevo caballero regrese a la oscuridad a aquellas sombras del pasado, se la daré a él... Porque será a quien realmente deba tenerla a su lado...
Y puedo sentirlo, está próximo, escucho sus pasos, siento su calor.


sábado, 6 de junio de 2009

A aquel desconocido

Fantasma sin rostro


No me quejo, pero pregunto
¿Por qué tu rostro no está en mis sueños?
No me quejo, pero pregunto
¿De que me sirve tanto empeño?
Si tu voz sólo me susurra,
si tus caricias sólo puedo imaginarlas,
si tus palabras son imprecisas,
si no te encuentro en mi guitarra.

¡Que la Luna me diga que hacer!
Porque todo está a punto de hecharse abajo al escuchar tus pasos.
Hoy, por vez primera, he oido como te acercas,
y lo lamento, ¡pero no puedo evitarlo...!
Deseo lanzarme a tus brazos.

Pero aún no lo sé realmente,
¿Qué estoy esperando, a que le temo de verdad?
No es a tus ojos,
aunque en ocasiones me hagan sonrojar.
No es a tu voz,
aunque en ocasiones me obligue a dejar de respirar.
No es a tu razón,
aunque en ocasiones detenga mi pensar.

...

Como magia en medio de la noche,
siento tu suave roce...

Se hace tenue tu voz,
mientras la escucho y sonríes.
Se hace tenue tu voz,
siempre y cuando no me mires.

Lentamente y con valentía,
tus palabras se hacen mías,
tus caricias ya no son frías,
y tu boca es sólo mia...

jueves, 4 de junio de 2009

Esperando una mirada

Cierto día, ella se sentó bajo la sombra del roble.
El verano había sido fuerte, había de aquellos veranos que jamás se olvidan, y que susualmente dejan una melancolía cuando se marchan.
Era ya tiempo de descansar, lo necesitaba desde hacía tanto tiempo...!
En ocasiones los sueños no bastan para que puedas huir, y es necesario detener el tiempo y paralizar todo a tu alrededor.

Lo cierto era que extrañaba aquellos ojos que la miraban con todo aquel sentimiento que ella no lograba contener, que se regaba como la risa descontrolada en una multitud. Pero no lograba recordarlos y aquello la hacía enfurecer, haciendo que los árboles cambiaran la tonalidad de sus hojas de aquel verde intenso a un rojo fuerte que les recordaba la proximidad del otoño.

Sentada bajo su árbol favorito cerró los ojos por un momento, tratando de como hacerse a la idea de que sería estar nuevamente en paz. Tampoco lograba recordarlo.
Las hojas comenzaron a caer lentamente a su alrededor, mientras ella respiraba, pensaba, esperaba.
Con todo el tiempo del que disponían, las hojas iban apilándose a su alrededor, una a una, tan rojas como sus labios, tan ligeras como su alma.
Su roble era ahora un árbol carente de hojas que la guardaran de la fría brisa que anunciaba la llegada del invierno, pero ella aún no se movió de allí.

Comenzaron a congelarse los ríos, a dormir las bestias, a caer blancos y hermosos copos, que al contacto con su piel pálida pero aún tibia, se deshacían.
Pero ella se limitaba a seguir allí, sentada y con los ojos cerrados, aún esperaba por aquella mirada.
Sus labios contrastaban con la blancura a su alrededor, sus cabellos lo hacían también con la negrura de la noche, y su respiración era lo único que lograba que aquello fuera un paisaje vivo, y no una pequeña bolita de cristal, de esas que suelen ponerse como adornos en Navidad, de aquellas que si sacudes puedes ver como cae la nieve falsa, y el paisaje logra verse hasta bonito.
Pero aquel paisaje era sólo frío y blanco, interrumpido por pequeñas gotas de color que ella aún añadía.

Abrió sus ojos cuando sintió que su roble se estremecía. Su brillo encendió una estrella en el firmamento y la Luna se asomó tras la montaña cubierta de nieve.
Con lentitud a causa del dolor que le causaba el haber estado tanto tiempoi allí, se puso de pie y miró a su alrededor. ¿Qué abía hecho que su hermoso roble se sacudiera, quien perturbaba su descanso, sus recuerdos?
Se giró.
Allí estaba él de pie. Pero ¿quien era? No sabía nada de él, sólo que le sonreía y que se veía honesto y amable.
-¿Quién eres?
Pero él se limitó a mirarla a los ojos.
Una sonrisa bailó en sus miradas, tal vez ninguno la notara, pero su roble se estremeció de nuevo y la gélida brisa cesó.
La Luna alcanzó su punto más alto y las nubes dejaron paso a mil estrellas en el cielo.

No podía saberse por cuanto tiempo se había sostenido esa mirada, pero cuando ella regresó al mundo, su roble tenía de nuevo aquel verde que la llenaba de alegría y ganas de vivir, sonaba de nuevo el canto de los pájaros y el sol brillaba entre las copas de los árboles.
Comenzaba a verse el color de las flores que anuncian la presencia de la primavera, pero aún estaba el frío viento que traía recuerdos del invierno.
Él ya no estaba allí.

Se sentó de golpe y se puso de pie.
La luz de la Luna se filtraba por un espacio entre la cortina y la pared.
Descorrió la cortina y observó el cielo, una o dos estrellas, la Luna estaba algo lejos.
Regresó a su cama y a pesar de saber que sólo era un sueño, sonrió.
-Quién eres?
Susurró, y la noche llevó su voz lejos de allí.


lunes, 1 de junio de 2009

Torbellino

Nunca me ha ido muy bien soportando aquellas cosas que para los demás resultaban tan fácil de decir: "Todo cambia constantemente, sólo hay que dejarse ir..." Claro, como si fuera todo tan sencillo.
Lo cierto es que cuando hablamos a otros de nuestros problemas y de las cosas que suceden, por mucho que ellos se esmeren en escuchar, jamás van a lograr captar la dimensión que nosotros vemos al asunto. Incluso alguien que se supone es quien más te comprende, y hasta se siente mal cuando tú lo estás, no logra comprender del todo ninguna situación.
Que a la vida le de por girar como quiera, pero por qué rayos tengo yo que someterme a sus asquerosos "vaivenes" cuando realmente todo se supone anda bien?

Me he visto tentada en varias ocasiones a crear un supuesto mundo donde todo es como me gustaría, a soñar despierta, a perderme en la luna, en las hojas de los árboles...
Y si soy sincera, usualmente me dejo llevar y caigo en mis sueños, que a fin de todo, son como esperanzas regadas aquí y allá.
Tengo que escribir que me siento algo extraña ultimamente cuando alzo la mirada al cielo durante la noche, me hacen falta los campamentos y las risas con mis amigos en scouts... Pero no quiero regresar a ese tipo de cosas... Necesito algo diferente, aunque extrañe la luna sobre los árboles de Santa Elena.
Cuando uno ya ha tenido la experiencia de ver el atardecer entre las copas de los árboles escuchando el sonido de un río corriendo entre las rocas, ya no puede olvidarse jamás de ello!

Hace unos días me desperté y me di cuenta de que ando cerca de lograr arregarlo todo, o por lo menos de llegar a un punto donde pueda estar alegre sin tener que nublarme la cabeza con mis enredos. Ayer logré defenderme por completo! Eso me hace sentir un poco más segura y tranquila.
Sin embargo no sólo eso cambia, también cambia mi percepción hacia todo... Así que hay algunas cosillas que debo meditar muy bien aún. Pero en esas voy, y no mal, jeje.

Comentando sobre algo más... Soñé hace como 3 ó 4 noches con mis dos abuelos... Es curioso despertarse y escuhar el piano de Miguel... Pero no fué terrible, en realidad, me hizo sentir tranquila... Lo extraño, pero por alguna razón sé que todo está bien, que está feliz, bebiendo, escuchando tangos o tocando piano!

Han visto ustedes alguna vez un hada danzar bajo la luz de la luna? La han oido ustedes cantar? Han entrado en sus ojos al atardecer...?
Creo que aún no conosco al primero que haya podido vivir las tres cosas... Pero algún día será.

Tinta con vida

Map