Atención

..::¨::.. **¡¡¡COMENTA!!!** ..::¨::..

~~~¡Tus palabras y tu opinión también hacen parte del blog!~~~

*..*Las imágenes que uso las he tomado de Deviantart. Muchísimas gracias a los respectivos artistas.*..*

"Como todos los soñadores, confundí el desencanto con la verdad".
~Jean Paul Sartre.

Cassie

Es una invitación a que lean: Cassandra.
Es el otro blog que manejo... Es una historia larga, la estoy haciendo y la voy subiendo capítulo a capítulo, espero sea de su agrado: Cassie
Un abrazo, que disfruten!

lunes, 14 de septiembre de 2009

En honor a la fecha


Uno siempre se despierta desorientado, se levanta peresozamente y se dispone a cumplir las labores que establece el sol.
Hoy, como todos los días, sonó el despertador, lo atrasé 2 ó 3 veces y luego me levanté sin mucha coordinación: se fué al piso la cobija, el estuche de las gafas, golpeé sin querer la maleta del colegio, tropecé con un silla y finalmente llegué a la cosina a pesar de los borrosos obstáculos. Encendí la luz, que me dejó ciega por un momento, me serví el cereal y me lo comí aún medio dormida. Apagué la luz nuevamente, deshice mis pasos hasta mi habitación y me senté en la cama para tomar el celular y ver la hora real.
Junto a la hora, estaba la fecha, 14 de Septiembre.
El sueño se fué por completo pero seguí actuando como un zombi. La definición de zombi es bastante imprecisa y se le llama así a casi cualquier monstruo comecerebros. Pues bien, yo no era un monstruo comecerebros, pero en ese momento sentía como si mi cerebro hubiese desconectado las emociones. Estaba completamente estoica.
El día avanza y los recuerdos hacen mella en mi estoicismo. Es imposible mantener la máscara de porcelana cuando todo está impregnado del 14 de Septiembre de 2007.
Siempre he detestado tener que retirarme en mitad de algo. Pero me reconforta ese mundo de letras, versos y música que me espera más allá, o tal vez en la mismísima melancolía.
Aún así, con todo esto, con la fecha y la presencia, logro sofocar lo que antes hubiese sido una crisis. Ya son sólo recuerdos, no anhelos. Ya son sólo felicidades pasadas, nada que suceda ahora...
Además hay un par de estrellas tan profundas como el océano, y una sonrisa valiente que me guardan a su lado.
Sin embargo debo hacer honor a la fecha, porque se vivió y se aprendió mucho... Incluso si ya no queda nada, los recuerdos son valiosos, tanto los terribles como los hermosos. Valen. Vale la pena conservarlos.
Así que, en honor a la fecha, escribo.

0 pensamientos:

Tinta con vida

Map