Atención

..::¨::.. **¡¡¡COMENTA!!!** ..::¨::..

~~~¡Tus palabras y tu opinión también hacen parte del blog!~~~

*..*Las imágenes que uso las he tomado de Deviantart. Muchísimas gracias a los respectivos artistas.*..*

"Como todos los soñadores, confundí el desencanto con la verdad".
~Jean Paul Sartre.

Cassie

Es una invitación a que lean: Cassandra.
Es el otro blog que manejo... Es una historia larga, la estoy haciendo y la voy subiendo capítulo a capítulo, espero sea de su agrado: Cassie
Un abrazo, que disfruten!

sábado, 6 de febrero de 2010

Descienden


Caen del cielo como aves lastimadas... Caen en picada hacia el mismísimo centro de la tierra y el alma.
Caen del cielo como piedras al lago, caen tan pesadas como almas en soledad.
Caen y lo destruyen todo con su tacto. Caen y vuelan mil pedazos de fuerza en el tiempo.
Caen y derrumban paredes, caen y derrumban casas, caen y destruyen almas.
Y no cesan, no cesan de caer porque el que vuela en las alturas no ha tenido suficiente destrucción... Caen y no cesan porque el que escucha no ha tenido suficientes gritos, el que ve no ha tenido suficientes lágrimas, el que siente no ha tocado suficientes cadáveres, el que huele no ha percibido suficiente miedo y el que degusta no ha probado suficiente sangre.

Siguen descendiendo sobre un mundo yerto porque la virtud es ser feliz y los pájaros de la muerte son felices sólo cuando reemplazan con su fuego de destrucción las llamas de esperanza y vida.

Descienden hoy llenas de negro y polvoriento combustible, descienden hoy sobre nosotros sin que podamos siquiera levantar una defensa.
Descienden hoy como nunca lo han hecho antes pero como lo han hecho siempre.

Era tras era, arma tras arma, cabeza tras cabeza, lágrima tras lágrima y lágrimas y lágrimas y lágrimas... Y vacío.
Era tras era hay una nueva manera.
Era tras era se gana más destreza y era tras era la vida huele muerte.

Y no se detienen hoy, ni se detendrán mañana.
Los becerros de las armas en el trono desean más y cada vez tienen menos.
Los occisos atiborran los anaqueles de las memorias y las bodegas de lo que vendrá.

Y ellas siguen descendiendo sobre nosotros.
Son sólo un par de plumas de las reales aves de la muerte que llevan estrellas negras en sus costados.
Ellas descienden y destruyen. Para eso sirven, para eso nacieron, por eso mueren.

Ellas continúan llegando y nosotros oramos...
Oramos para que nos lleven de una vez con ellas y dejemos de existir en este infierno de aves de metal, plumas explosivas y lágrimas corrosivas.

6 pensamientos:

Anónimo dijo...

Tan Verdadero, Tan necesario...me pregunto que vendra mañana...a ke le temeran los debiles mañana.



p.d:Muy bacano, me gusta como escribes.

Ylva dijo...

Para mi no es necesario, tal vez lo sea para el resto de la humanidad y deba continuar... Pero para mi es un hecho bastante doloroso...

Muchas gracias por el comentario ^^

Sebastian Villa dijo...

Dioses... Me cuestionas en lo más profundo...

Anónimo dijo...

bah! nada nuevo...tantos años viendo lo mismo uno se acostumbra

Ylva dijo...

Yo aún no me acostumbro...

Anónimo dijo...

creeme te acostumbraras

Tinta con vida

Map