Atención

..::¨::.. **¡¡¡COMENTA!!!** ..::¨::..

~~~¡Tus palabras y tu opinión también hacen parte del blog!~~~

*..*Las imágenes que uso las he tomado de Deviantart. Muchísimas gracias a los respectivos artistas.*..*

"Como todos los soñadores, confundí el desencanto con la verdad".
~Jean Paul Sartre.

Cassie

Es una invitación a que lean: Cassandra.
Es el otro blog que manejo... Es una historia larga, la estoy haciendo y la voy subiendo capítulo a capítulo, espero sea de su agrado: Cassie
Un abrazo, que disfruten!

domingo, 24 de abril de 2011

De nuevo


El dolor de cabeza se hace insoportable a medida que los segundos se van derritiendo en la vela que no logra calentarme el alma.
El cuarto en la penumbra es mucho menos espantoso que a plena luz del día, con las sábanas vacías y bien puestas. Y el silencio que llena cada uno de los vacíos es mucho menos punzante que las notas de alguna canción que llegó a rebotar sobre su piel.
Si tan sólo pudiera darle la vuelta a las manecillas del reloj en dirección contraria... Rebobinar el mundo y quitarme de encima algunos segundos de dolor, corregir algunos errores, recoger las lágrimas derramadas y escuchar su voz una vez más.

En los brazos de la noche se está mejor que en los brazos de algún extraño.
Por lo menos era eso lo que había pensado alguna vez, pero este no era el momento ni el lugar para soñar, y las sábanas que se encrespaban sobre mis piernas me secaban el sudor y las lágrimas.
El dolor de cabeza haciéndose cada vez más intenso y la Luna allá, demasiado arriba para tomarla con las pestañas.
Una caricia sin significado y una mirada vacía con una sonrisa falsa. Todo eso acompañado con un poco de té frío y un chocolate para subir el ánimo.

Si el fuego calentara el alma como el cuerpo, me habría lanzado a una hoguera tan grande como las piras de las brujas durante la inquisición.
Pero el fuego no calentaba el alma como el cuerpo y ya no estaba en la Edad Media. Era una pena.
Dale la vuelta al reloj, Alicia. Está bien si el reloj está de cabeza, así también va a estarlo el tiempo y voy a poder recoger todas las frutas que ya se cayeron del árbol para pegarlas con un poco de azúcar, miel y agua.
¿Dónde estarán ahora su cabello y sus labios? ¿Reposarán sueltos y cerrados sobre su almohada, o estarán enfriándose con el viento y las nubes de sal?

¿Qué hora es?
¿Es ya tan tarde?
Hay que regresar, para que el tiempo siga corriendo y no haya que estar echada sobre un pecho vacío, sin alma y sin corazón.
Adiós.
¿Eso es todo?
¿Y qué esperar si no?
Adiós.
Lágrimas, un poco más sin sábanas para secarlas, sólo el vacío de la noche, el vacío del cuerpo, el vacío del alma.
Dame un café con leche.

Que fría es una habitación cuando no hay unos labios devolviéndote la sonrisa que le envías a unos ojos. Que vacía es la noche sin las estrellas que te habías acostumbrado a tocar.
Acostumbrado.
Que se devuelva el tiempo para que pueda desacostumbrarme a la belleza y al cariño. Que se regrese todo a su cajita para comenzar una vez más y estar cerca de verdad.
Perdón.
Aún espero su voz, la espero. Suena, resuena y recontrasuena dentro de mí.
Vení volá, sentí.
Pero aquí. Junto a mí.

El camino a casa está tan solo que ni las ratas se atreven a corretear por ahí.
Suéltenme.
No grites.
Suéltenme.
No llores.
Mátenme.
Silencio.


El clavel se ve muy lindo sobre tu lápida. Ojalá pudieras salir a verlo, aunque la lluvia lo ha maltratado un poco. No ha parado de llover desde que te marchaste. Creo que el cielo se siente triste. O tal vez nos castiga por haberte dejado partir.
Ambos claveles se ven muy lindos sobre tu lápida. Lamento no haber sido el único, supongo que alguien más te extraña esta noche sin Luna y sin amor.
Regresá. No volés más lejos y vení, sentí.

4 pensamientos:

Tomás dijo...

De alguna manera, gracias. Gracias porque escribiste con el corazón, y un poquito, de lo que necesito, me has devuelto, al permitir que te leyera.

Ximena Soto Osorio dijo...

Siempre llena el alma saber que a alguien le regalaste un poquito y que ese poquito le sirve para soñar o alguna cosa similar.
Me alegra más que seas tú, porque te conozco y te quiero muchísimo.
Un abrazo y buena Luna para ti, siempre.

Dagdade dijo...

Aún pienso en loq ue pudo haber sucedido si estuviera en el momento en que todo sucedió, aún me cuestiono sobre las elecciones y si pude ser mejor. Quisiera estar ahí en este momento para simplemente mirarnos y recordar el pasado tan bello, andar a tu lado y que juntas volemos donde no hay dolor. Te quiero hermanita.

Ximena Soto Osorio dijo...

Las cosas cambian, linda. Y así es todo y ahora estamos lejos y quien sabe donde estaremos mañana.
No te cuestiones por lo que ya fue y mira hacia lo que será... Piensa en que quieres y corre a alcanzarlo, que no te vayas a quedar atrapada en el mundo gris.
Piensa en tu "raison d'être".

Te quiero también.
Mil y un abrazos.

Tinta con vida

Map