Atención

..::¨::.. **¡¡¡COMENTA!!!** ..::¨::..

~~~¡Tus palabras y tu opinión también hacen parte del blog!~~~

*..*Las imágenes que uso las he tomado de Deviantart. Muchísimas gracias a los respectivos artistas.*..*

"Como todos los soñadores, confundí el desencanto con la verdad".
~Jean Paul Sartre.

Cassie

Es una invitación a que lean: Cassandra.
Es el otro blog que manejo... Es una historia larga, la estoy haciendo y la voy subiendo capítulo a capítulo, espero sea de su agrado: Cassie
Un abrazo, que disfruten!

martes, 7 de abril de 2009

Entrando a un hospital

Se debate. Po lo menos a mi modo de ver, se debate. Aunque eso no cuenta mucho porque para mi todo se debate.

La primera vez que entré a un hospital, iban a operarme, estaba muy pequeña, recuerdo camillas, enfermeras, vueltas, y sangre. No puedo explicar muy bien la impresión que ello me causó, porque por muy extraño que fuera, no me parecía del todo mal.
La segunda vez que entré a un hospital, también estaba enferma, pero esta vez fué una carrera para hallar un diagnóstico que parecía imposible, una semana entera de exámenes, y los doctores aún no podían hallar mi enfermedad. Aquella vez no estuvo tampoco del todo mal, sí, fué doloroso, me aburría eternidades en mi cuarto... Pero me gustaba salir en silla de ruedas a dar vueltas y ver que sucedía en otros cuartos, conocer sobre todos los que había allí y sus enfermedades.
La tercera y la cuarta vez fueron las más detestables. Fué a visitar a un enfermo, aquella fué tal vez mi experiencia más triste. Eran personas cercanas, y tú no quieres ver sufrir a quien quieres, por eso fué algo duro.
La quinta vez, entré a aprender. He recorrido los pasillos innumerables veces, he aprendido porque unos son distintos de otros, como se separan los pacientes, lo común que es la gente deambulando de acá para allá, preocupados, de afán, tristes, alegres....

En un hospital ves todo tipo de momentos, y la tristeza que te causa el paciente que murió de cáncer, te la arregla aquel paciente que pudo salir de una enfermedad luego de mucho tiempo, y entre los saludos de los doctores abandona aquel lugar tan blanco y frío.

Pueden decir que soy insensible, que no tengo corazón.
No es así.
Puede que me guste ver a los enfermos y preguntar que tienen, que lo causa, cuales son las secuelas posibles, como es su tratamiento, si sufren mucho, si tienen compañía...
Ya me han dicho que soy fría porque me intereso más en la enfermedad que en el paciente... Pero no es así realmente, tienes que estar ligado al paciente para que te importe su enfermedad, y los mejores doctores no tienden a hacer conexiones emocionales con quienes tratan. A un doctor que no haga sólo consultas se le muere al menos un paciente... Si cada uno de ellos se conctara emocionalmente con ese ser humano en la camilla...
¿Cuántos doctores que no estuvieran loco quedarían?
Los doctores siempre buscan lo mejor para sus pacientes... Pero no pueden aferrarse a ellos... Y mucha gente no lo comprende, y los llaman insensibles...
Para tener aquella profesión... Debes saber soportar los golpes, debes saber defenderte de ellos... Por eso no todos son doctores y no todos soportan ver la sangre.

No soy un ser humano demasiado amable, no soy un ser humano demasiado sensible... ¿O si? Pués bien, sí, lo soy.
Y ustedes que leen esto, no lo ven, porque sólo ven letras, frías y blancas como un hospital.

8 pensamientos:

Agnar dijo...

primero muy interesante la forma en la que escribes.
En cuanto a hospitales creo que he tenido algo suerte pues solo me ha hospitalisado dos veces, la primera cuando naci, y la otra como a los 5 años, ya ni recuerdo. de resto solo voy para que me de algo contra el dolor y me mande a dormir a mi casa, puedo desir que mi cuerpo es resistente jaja...pero odio los hospitales los odio, odio a la mayoria de medicos pues de eticos no tienen nada, detesto el ambiente de hospital todos en silencio muchos resignados a morir, aunque resalto la fuerza de las personas que luchan hasta el final, pero todo en los hospitales me traen malos recuerdos pues pase muchas noches en ellos acompañando a mi familia pues todos han pasado por estos, tambien me tren malos recuerdos pues en un hospital fue donde perdi a mi madre, la muerte no me da miedo ni nada, la he aprendido a comprender y aceptar, es solo el fin de un ciclo, un ciclo que da inicio a otro y asi es como trabaja el mundo, asi es como se mueve y funciona...bueno me podria quedar aca toda la noche pero me da sierte pereza a escribi lo que en mi parecer debia comentar.
espero que este blog sirva para expresar y ver como los demas se expresan, siempre es bueno tratar de entender el pensar del otro, no saben cuanto uno puede aprender de eso.

Ximena dijo...

Es una ejemplificación perfecta de la otra forma de ver los hospitales... Eso lo entiendo perfectamente.
Ahora, sobre aquello de que los doctores no tienen ética... Bien, eso depende. Todo es relativo, jeje. Hay algunos que si, como hay algunos que no. Es igual en cualquier prefesión.
Sucede que todos queremos destacarnos como los mejores en lo que nos gusta hacer, y los doctores no son la exepción, por ello algunos tienden a ser fríos, calculadores y sólo ver lo que es mejor para el paciente si a ellos les conviene. Esto sucede en todo lugar con todo tipo de personas, pero en los doctores suele verse más porque de su campo de acción depende la vida del ser humano...
Yo quería, sabes? Yo quise ser doctora... Y me decidí a no hacerlo sólo porque se consumía mi vida, y sé que podría llegar a apegarme a algunos pacientes, y como yo quiero especializarme en genética, sé que los resultados pueden ser desastrosos y yo puedo terminar destrozada... La medicina no es para todos.
Pueden llamarme cobarde, pero prefiero trabajr desde la sombra... Realizar las investigaciones, desarrollar los avances... Pero el tratamiento, se lo dejo al doctor.

Agnar dijo...

Mujer interesante punto de vista, y muy respetable,tienes razon, uno siempre quiere ser el mejor pero hablo desde lo que he visto, oido y sentido, lo ideal fuera que el medico no mirase solo su bolsillo y su prestigio, un medico deberia ser una persona total y enteramente entregada a su labor(de esas personas poco hay, y al nesesitar tantos medicos debemos conformarnos con los que sobresalgan), creo que por eso dices no querer ser medica, y si...cada uno deber ser lo que quiera ser, cada uno deberia ser libre y escojer la profecion con la que se sienta feliz, asi que suerte en la genetica se que llegaras a ser una genetista muy importante, y si por casualidad nesesitas un ing mecanico aca me tienes jajaja uno nunca sabe, en este mundo todo funciona con maquinas.

maripotamo dijo...

Y de las letras negras y frías brota la vida y la esperanza, o la muerte y la tristeza.

Profundo el paralelo.

Angus dijo...

Mi experiencia en hospitales es reducida, pues nunca he tenidoq ue enfrentar una enfermedad realmente significativa, sinembargo, las pocas veces que he entrado alli siempre me he sentido ageno al lugar, me siento como un forastero, visitando un lugar nuevo, me miro y miro a los que realemnte sufren fisica y mentalmente y se que no pertezco a aquel lugar... si te juzgan de fria, creo que lo mejor es que quienes lo hacen no me conozcan...

tu capacidad descriptiva es impactante... y sobre la genetica... hummm sabes algo... TU puedes ser lo que te de la gana! solo haz plena tu vida , no importa como..

Hay un loco que la quiere mucho mija... !!!

Ximena dijo...

Wow... Madre, captaste el punto de la frase, que bien! xD

Y señor Angus... Of course yo puedo hacer de mi vida la que se me de la gana ;) jejeje. Yo soy yo, jajajaja.
También se le quiere mucho, aunque sea un ser extraño.

Angus dijo...

"También se le quiere mucho, aunque sea un ser extraño."

cuando hablas de ser extraño te refieres a ti cierto... porque ciertamente hay que ser muuuuy extraña para decidir ser mi amiga jajaj

Ximena dijo...

Tengo una palabra para ti... Mandy ¬¬

Tinta con vida

Map